Las discotecas no bajarán sus precios

Que el gobierno haya anunciado que ahora las discotecas y demás locales de fiesta van a tributar al 10% para muchos habrá sido música para sus oídos de pensar que ahora el salir de marcha por la noche les puede resultar mucho más barato, ¿verdad? Pues quizás más de uno se lleve una sorpresa desagradable.

Seguirán costando lo mismo

Las discotecas no tienen pensado bajar los precios, ni de sus bebidas ni de sus entradas, a pesar de la gran bajada del 21% al 10% que tendrán a la hora de tributar sus impuestos. ¿Es injusto? Quizás muchos crean que si, pero desde la patronal dan una de las razones principales de esta decisión: “no subimos nuestros precios con el cambio de IVA. Así que, ahora tampoco vemos motivos para bajarlos con este nuevo cambio” alega Jesús Sánchez, presidente de la patronal balear del ocio nocturno.

Era absurdo que una discoteca tuviera que aplicar un IVA del 21% por un refresco cuando en el bar solo pagan un 10%” decía en muchas de sus intervenciones durante los últimos 5 años en los que han llevado a cabo toda una lucha por conseguir este descenso del IVA. No obstante, está contento con este cambio que finalmente parece ser que entrará en vigor durante el mes de julio, muy posiblemente a partir del día 1 de julio.

Pero, si no van a bajar los precios de sus bebidas ni de las entradas, entonces, ¿cómo van a satisfacer a sus clientes? Según aseguran desde la patronal, los ingresos extra que se obtengan al mantener los precios estarán destinados a realizar obras en los diferentes locales con el fin de ambientarlas a un look más actual y que puedan ser mejores para sus clientes. Una asignatura, que desde la patronal aseguran que muchos locales tienen pendiente y que ahora podrás hacerlo gracias a este gran cambio.

Aunque esto solamente es lo que se ha dicho desde las islas Baleares, falta poco para poder echar un vistazo a grandes listas de discotecas en las principales ciudades del país, como es el caso de la discoteca Opium en la ciudad de Barcelona, para comprobar si optarán por bajar precios o los mantendrán igual.